Príncipe Felipe de Edimburgo: Su vida y su muerte en un recorrido por Europa

Hoy nos levantamos con una triste noticia: El príncipe Felipe de Edimburgo ha fallecido. El esposo de la Reina Isabel II ha muerto a sus 99 años de edad, a tan solo dos meses de cumplir los 100. Sin embargo, aunque sentimos gran pesar por su muerte, creemos que vale más recordar su vida. Por eso hemos preparado este pequeño homenaje.

Acompáñanos a descubrir los lugares donde vivió este hombre tan irreverente y de humor tan políticamente incorrecto. Te presentamos la vida del príncipe Felipe en un recorrido por Europa.

El príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca

Puede que no lo sepas, pero antes de casarse con la Reina Isabel II y convertirse en el duque de Edimburgo, el príncipe Felipe ya pertenecía a la realeza. Al ser hijo del príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca y la princesa Alicia Battenberg, heredó el título noble de su padre.

En estos lugares transcurrieron los años de niñez y adolescencia del príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca:

Isla de Corfú, Grecia

El lugar de su nacimiento fue esta hermosa isla griega. Sin embargo, no pudo vivir aquí mucho tiempo. En aquella época, hacia el año 1921, Grecia perdía la guerra contra los turcos, por lo que el príncipe Felipe fue exiliado y sacado de su país dentro de una pequeña canasta de frutas cuando apenas era un bebé.

Hoy en día, casi 100 años después, la isla de Corfú es un paraíso turístico. Ideal para los viajeros que disfrutan de los climas cálidos, las playas y la arena. Además, este lugar es famoso por sus estructuras arquitectónicas, remanentes de la antigua Grecia.

Playas paradisiacas de la isla Corfú, Italia

París, Francia

La romántica ciudad de París, Francia fue el hogar temporal del príncipe Felipe tras tener que abandonar su país. Aquí vivió durante un tiempo con su madre y sus cuatro hermanas. Sin embargo, durante su estancia en París su familia apenas podía subsistir gracias a la caridad de algunos parientes.

Aunque la vida del príncipe en París fue difícil, la ciudad sigue siendo el sueño de cualquier persona. Todos alguna vez nos hemos imaginado en la ciudad del amor visitando la Torre Eiffel, el museo del Louvre, las catacumbas o la Catedral de Notredame. Las calles de París están llenas de cultura, por lo que son el lugar ideal para turistear. Aquí te dejamos algunas otras sugerencias de qué hacer en París.

Hampshire, Inglaterra

Con apenas siete años, el futuro duque de Edimburgo se mudó hasta el condado de Hampshire, Reino Unido, y fue allí donde cursó sus estudios primarios hasta los doce. Años más tarde, Hampshire volvería a aparecer en su historia pues, después de su matrimonio, la reina Isabel II y el príncipe Felipe pasaron su luna de miel en este mismo lugar.

Hampshire es un lugar hermoso. Muchos de sus atractivos turísticos giran en torno a su historia por lo que, si algún día visitas el condado, probablemente quieras recorrer sus castillos, catedrales y puertos.

Salem, Alemania

Entre los doce y trece años, Felipe continuó sus estudios en el municipio de Salem, Alemania. La estadía de su familia en este país favoreció el casamiento de sus hermanas con príncipes alemanes que posteriormente fueron asociadas con el nazismo.

Para que conozcas un poco más de Salem, te contamos que es un lugar pequeño en el que podrás estar en contacto con la naturaleza, sin el bullicio de la ciudad. También podrás visitar sus museos y el famoso monasterio y palacio de Salem. Sin duda un lugar que vale la pena visitar.

Castillo de Salem, Alemania

Elgin, Escocia

Elgin, Escocia fue el lugar donde Felipe logró terminar sus estudios. A pesar de que no se dice demasiado sobre esta época de su vida, lo que te podemos asegurar es que Elgin es un lugar muy interesante si planeas visitarlo. Como en otros lugares del Reino Unido, encontrarás construcciones históricas que hoy en día sirven de atractivos turísticos y museos.

Además, Elguin destaca por su producción de Whisky de calidad. Las destilerías en la ciudad incluso ofrecen visitas guiadas gratuitas.

Participación del príncipe Felipe en la Segunda Guerra Mundial

Dartmouth, Inglaterra

La vida de Felipe cambiaría para siempre tras enlistarse en Academia Militar de Dartmouth, pues sería aquí donde conocería a su futura esposa: la actual reina Isabel II de Inglaterra, cuando esta apenas tenía 13 años. Pero el romance debía esperar, pues la carrera militar de Felipe sería puesta a prueba en la Segunda Guerra Mundial.

Los paisajes naturales de Dartmouth son impresionantes. De hecho, es un MUST visitar las playas de Darmouth y pasear en yate si te consideras un verdadero turista. Incluso puedes realizar visitas guiadas a la Academia Naval Real donde estudió Felipe.

Sicilia, Italia

En 1943, Felipe participó en un hito que inclinaría la balanza a favor de los aliados en la WW2: el desembarco aliado en las costas de Sicilia.

A casi sesenta años de estos acontecimientos, y después de recuperarse de las consecuencias de la guerra, Italia es de los países europeos con mayor desarrollo de turismo. Es imposible que te nombremos aquí todas las maravillas que podrás encontrar en Sicilia, pero te adelantamos que es una aventura mágica. Podrás recorrer desde volcanes y playas hasta monumentos de hace más de 2000 años.

Playas de Sicilia, Italia

Matapan, Grecia

La vuelta del duque de Edimburgo a su país natal fue para participar en la batalla del cabo de Matapan, Grecia, en 1945. Casi a finales de la guerra.

Una antigua leyenda griega considera al cabo de Matapan como la entrada al inframundo, por eso el turismo en esta región es muy especial. Es un lugar pequeño, pero envuelto en un aura mitológica que te transportará a las historias de los dioses griegos.

Príncipe Felipe, duque de Edimburgo

Londres, Inglaterra

Al finalizar la guerra, Felipe vuelve al Reino Unido y, unos años después, contrae matrimonio con la princesa Isabel en la abadía de Westminster de Londres. A Felipe se le otorgó el título de “duque de Edimburgo” para que pudiera casarse con la heredera al trono. La boda de Felipe de Edimburgo e Isabel II fue un evento internacional.

La realeza siempre ha estado muy involucrada en el turismo de Londres. No por nada turistas se reúnen alrededor del palacio de Buckingham para ver el cambio de guardia o tratar de echar un vistazo a la vida de la reina. Sin embargo, Londres es mucho más. Con impresionantes estructuras como el Big Ben, el puente de Londres o el famoso Convent Garden, visitar la ciudad es una experiencia enriquecedora.

Londres, Inglaterra

La Valeta, Malta

Los mejores años del matrimonio entre la reina Isabel y el duque de Edimburgo transcurrieron en la villa Guardamangia, en la capital de Malta. La misma reina ha dicho que guarda un cariño especial por el lugar.

¿Y cómo no coincidir con la reina? Si visitas La Valeta, también te enamorarás del lugar. La ciudad es un espectáculo para la vista con sus vibrantes colores. Incluso sus calles son obras de arte. La capital de Malta es reconocida por sus edificaciones, como la Concatedral de San Juan o el Fuerte de San Telmo.

Ciudad capital de Malta, La Valeta

Muerte del príncipe Felipe de Edimburgo

Berkshire, Inglaterra

El príncipe Felipe de Edimburgo falleció hoy, nueve de abril del 2021, en el palacio de Windsor, ubicado en Berkshire, Inglaterra.

Los atractivos turísticos del condado de Berkshire giran en torno a la realeza. Desde el mismo palacio de Windsor, pasando por la Universidad de Eton (donde cursaron sus estudios William y Harry), hasta el hipódromo de Ascot (pues las carreras de caballos son de las actividades favoritas de la realeza).

Sin dudas, el príncipe Felipe vivió una vida interesante y larga. ¿Qué te pareció? ¿Te gustaría conocer algún lugar relacionado con la realeza?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *