La catapulta humana una atracción para locos

Ubicada en Nueva Zelanda es considerada como la catapulta humana más grande del mundo y si te subes en ella experimentarás todo un mar de emociones que realmente si lo pensamos bien no es apto para cualquier persona, solo para aquellos que son arriesgados y no les da miedo sentir esas sensaciones que poco conocemos y que solo salen cuando sentimos que estamos en una situación de peligro.

La catapulta Nevis se encuentra en el valle homónimo a las afueras de Queenstown, cualquier persona que desee subirse en ella tendrá un costo de 255 dólares neozelandeses y la experiencia durará aproximadamente cuatro minutos que se convertirán en “eternos” debido a la adrenalina que experimentarás a flor de piel. 

Si te pones a pensar cómo será esa catapulta humana, pues te cuento que es una unión entre bungee, tirolesa y resortera todo ellos sujeto con una goma elástica, para los aventureros dispuestos a todo, deben saber que la fuerza con la que te manda la catapulta es de 100 km por hora en tan solo 1,5 segundos.

Precauciones para montar en la catapulta humana: 

  1. Debe tener al menos 13 años de edad para poder subir.
  2. No debe pesar menos de 60 libras (27 kg)
  3. El precio de la actividad es de $ 255
  4. También deberá completar un cuestionario
  5. Asegúrese de compartir cualquier condición médica si tiene alguna.

Ingresa a www.segurodeviajemundial.com y pregunta por las asistencias de viaje para viajar al exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *