El misterioso lugar del tesoro de Petra en Jordania

El Tesoro de Petra, forma parte de uno de los misterios más grandes de la humanidad por lo cual data del siglo VII a.c. En la edad media ya se encontraba totalmente perdido y deshabitado solo hasta el siglo XIX fue descubierta por los occidentales.

Considerada como una de las grandes maravillas del mundo

El explorador suizo Johann Ludwig, en 1812 logró convencer a los habitantes locales de que lo llevaran donde se suponía se encontraba este lugar con la suerte de haberla encontrado, a pesar de los solo rumores, a Johann le tocó cambiar su nombre al de Ibrahim Ibn Abd Allah y convertirse a la religión musulmana para ganarse la confianza de aquellos personajes que lo adentraron en la Ciudad.


Este lugar es conocido por ser la ciudad perdida ya que su ubicación se adentra en un valle rodeado de montañas rocosas la cual se debe ingresar por un desfiladero denominado Siq.

El Siq

Las tres funciones que cumplía la Ciudad de Petra eran: 

  • Esta ciudad funcionó como un cementerio debido a las numerosas tumbas nabateas, es decir espacios que fueron excavados para colocar los cuerpos en reposo.  
  • Otra función que ocupo Petra, fue la de refugio defensivo ante los ataques de enemigos.
  • Petra también fue la cuna comercial de productos de la India.  

Una curiosidad de esta ciudad es que gozaba de agua potable, cosa que es inusual en Medio Oriente. 

Era tanta el agua que se recogía que incluso llegaron a haber inundaciones de torrentes de agua incluso en casos recientes ocasionaron la muerte de algunos turistas. 

Hoy en día, existen algunos muros que fueron construidos con el fin de evitar la llegada del agua. 

Camello descansando en la ciudad de Petra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *