Cinco pueblos fantasmas del mundo

1. Gunkanjima, Hashima (Japón)

Misterios ocultos aguardan en esta pequeña isla que mide de largo 500 metros y a lo ancho 150. Gunkanjima fue un recinto de yacimientos submarinos de carbón comprada por la compañía Mitsubishi la cual se dedicaba explotar a sus trabajadores, el lugar también sirvió para hacer crímenes atroces en la segunda guerra mundial; estuvo en funcionamiento hasta 1974 cuando se dejó de lado el carbón en las industrias. 

En el mundo se conoce como Hashima “la isla del infierno” hoy en día es considerada como patrimonio mundial. 

2. Oradour-sur-Glane, (Francia)

Este pequeño pueblo sufrió la crueldad y matanza por parte de los nazis, al parecer el lugar se quedó en el tiempo; hoy en día sus casas siguen intactas junto al recuerdo del fusilamiento de 190 hombres, 245 mujeres y 205 niños ametrallados y quemados. 

3. Pripyat (Ucrania) 

La ciudad que fue construida cerca de la Central Nuclear de Chernóbil, tuvo un destino trágico el 26 de abril de 1986, la explosión y fuego de la central provocó la evacuación de la población, 2700 buses, 15 barcos, dos trenes y 300 camiones más la suma de 9.000 personas que salieron por su cuenta en carros particulares solo 20 personas se rehusaron a evacuar la ciudad más tarde fueron encontrados sus cadáveres. 

4. La ciudad fantasma de Varosha

A finales de los años 60 esta ciudad era la cuna del turismo, pero esto se vio truncado a mediados de 1974 ya que la ciudad fue tomada por las tropas turcas, sus habitantes tuvieron que huir tratando de proteger sus vidas y dejando todas sus pertenencias. Las secuelas que quedaron fue la división al norte por los turco-chipriotas y al sur por los greco-chipriotas y en el medio el barrio Varosha totalmente deshabitado.  

5. Armero (Colombia)

Cuando el Volcán Nevado del Ruiz hizo erupción el 13 de noviembre de 1985, Armero un pueblo ubicado en el departamento del Tolima, Colombia, fue impactado con el flujo de lodo que descendió por el municipio tomando por sorpresa a sus habitantes.

Más de 20.000 personas murieron en esta tragedia, hoy en día Armero se convirtió en un cementerio sagrado debido a todos esos seres que quedaron sepultados bajo los escombros y el lodo.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *