Camino de Santiago de Compostela: una tradición religiosa que debes experimentar en tu viaje a España

España es un país presidido por su cultura y sus tradiciones, aunque no todas ellas sean del agrado de todo el mundo; como la tauromaquia. Sin embargo, existe un grupo de actividades que no pasan desapercibidas por su carácter religioso, que están llenas de un altruismo implícito que inunda el espíritu de los asistentes. Una de estas actividades, y quizás la más importantes para los turistas extranjeros, es “El camino de Santiago de Compostela”, un recorrido realizado por gran parte del territorio español en el que los viajeros experimentan una aventura única.

Para conocer los detalles sobre esta tradición, ¡continúa leyendo nuestro artículo!

¿Qué es el Camino de Santiago?

Este evento religioso que atrae a miles de peregrinos todo el año, consiste en realizar una serie de caminatas con la intención de visitar la tumba del apóstol Santiago, ubicada en Santiago de Compostela. Esta ruta de peregrinación se consolidó como una de las más importantes de Europa en el siglo IX, esto convirtió la peregrinación en la columna vertebral de gran parte de los reinos del territorio ibérico.

El Camino de Santiago no se trata únicamente de una ruta, pues el apóstol Santiago no tomó un solo camino en su paso por la tierra. El evento comprende una serie de caminos que, como arterias, se van dirigiendo directo al corazón: la tumba del apóstol.

Los peregrinos parten desde los Pirineos occidentales y toman distintos caminos a través del norte de España hasta llegar a la meta. En el camino, no solo tienen la oportunidad de encontrarse con otros peregrinos, sino que también pueden disfrutar de la cultura propia de cada región del país que atraviesan a su paso.

¿Qué impulsa a las personas a participar en el Camino de Santiago?

Durante el año 2018 se determinó que un 43% de los peregrinos asistían a la actividad por motivos religiosos, por otro lado, para el 48% se trata de una experiencia religioso/cultural; por último, un 9% manifestó que su asistencia respondía a motivos netamente culturales.

Al analizar los motivos que impulsan a los peregrinos, podemos entender que en esencia se trata de la emoción que genera vivir una experiencia espiritual e instrospectiva en la que el individuo se aleja de los lujos y las comodidades para vivir durante varios días de manera humilde y volviendo a la parte más básica del ser. Para muchos, esta es una gran oportunidad de poner a prueba la fe, la fuerza física y la voluntad; asimismo, las rutas y los paisajes generan un espacio ideal para la meditación.

El Camino de Santiago como actividad turística

A partir del año 2005, aproximadamente, quedó en evidencia que muchos de los turistas que asisten a la ruta, lo hacen por motivos lúdicos y deportivos. Este hallazgo fue agridulce para los creyentes y para las instituciones vinculadas a la tradición, pues aseguraban que estos turistas eran los principales promotores de que el sentido del evento se perdiera y se convirtiera en un juego.

Afortunadamente, con el tiempo se comenzó a concebir el Camino de Santiago como una posible actividad turística programada capaz de generar ingresos importantes a las comunidades vinculadas a las rutas. Ante esto, las opiniones se encuentran divididas; pero hoy en día el evento es percibido como un foco turístico y una excelente oportunidad para la venta de paquetes y servicios.

Sin duda es una experiencia enriquecedora y única en su tipo; el Camino de Santiago arrastra siglos de tradición y es una oportunidad increíble para vivir la fe y la cultura española en primera fila. ¿Deseas unirte a los peregrinos este año? ¡Busca la asesoría migratoria necesaria y emprende tu viaje!

También te puede interesar

Visado Schengen flexibiliza su normativa a partir de febrero de 2020

¿Cómo viajar a España con tu pareja si eres extranjero?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *